• Trinchera Cultural

Testamento hexagonal (Orión)


"Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes de despertar" Dalí

Aquí tenemos otra entrega de Orión; insiste en llamarlo "pseudopoema". Aquí os dejamos con sus palabras. Y una muerte... y su renacer.

"Este pseudopoema habla de dos tipos de adiós: esos que se gritan al viento con rabia y los que se susurran al oído con ternura. Al fin y al cabo, también son dos tipos de muerte, aunque después llegue el renacer. Así que mejor tener ya hecho el testamento, que en mi caso es hexagonal" (Orión)

Testamento hexagonal

Si algún día me muero, quiero hacerlo en una colmena.

Quiero sentir las alas de cristal tímido acariciándome las pestañas,

y quiero que se me claven los aguijones en los pulmones y en el alma.


Si algún día decido volar,

quiero que sea con los labios llenos de miel y el rostro vuelto a las nubes.

Que sea con la piel surcada de negro y amarillo, con el pelo lleno de polen.


Si algún día despierto, me gustaría llevar el polvo de la naturaleza pegado

en las yemas de los dedos.


Si no sobrevivo, quiero ser insecto.


Que ella me perdone por todo aquello que he hecho.

Que las flores crezcan a mi paso, y que el invierno no me tenga en cuenta.


Y tú, tú puedes ser colmena cuando yo no esté.


Puedes ser refugio y hogar, calor y nunca enemigo.


Si no vuelvo, si no puedo, si desisto, quiero que seas tan libre como las plumas de los

peces y las escamas de los gansos.


Si me olvidan, publícame en sus murallas

como aquella que se rindió antes de tiempo.


Y si no me quieren, que me olviden,

que me destierren de los bosques que algún día intenté poblar.


Que me digan adiós en el anochecer de su luna más oscura,

y que no lloren si el arrepentimiento les impide evocarme.


Si me disuelvo en el agua de este vaso,

que mi cuerpo vaya a las montañas y a los ríos,

y sobre todo, a los charcos que hay frente a tu casa.


Y si no maduro, y si no me deshojo, arráncame antes de que me duela.


Si por fin el mundo me devuelve todo lo que le he hecho, quiero ser raíz

y quiero ser suelo.

Sustento bendecido y ayuda, maldición y hambre.


Si me muero, no me olvides.

Recuérdame como la miel que haré con mi alimento

y disfrútame como el dulce castigo que fui.


Todo lo poco que dejo es tuyo, como tuya seré,

cuando me cuele a revolotear en tu ventana.


Si algún día vuelo por fin sobre las flores, entierra este testamento hexagonal


Orión

LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.