• Trinchera Cultural

Teatro (by Héroe de las Palabras)


¿Qué será de mí después? Si yo no sé nadar…



Estrenamos El Rincón Mágico dándole la bienvenida a nuestro colaborador Héroe de las Palabras, que nos envía "Teatro", un texto de estilo libre en el que realiza una reflexión muy personal sobre el paso de la infancia a la adolescencia. Seguramente muchos os sentiréis reflejados en sus palabras. ¡Esperamos que os guste!



TEATRO

Autor: Héroe de las palabras


Desde que recuerdo, estoy perdido.

Me encontraba a salvo en la inocente y perdida isla llamada Infancia.

No sé en qué momento se me ocurrió subirme al navío Preadolescencia y surcar, sin rumbo. Expandir mis horizontes.

Noté que se aproximaba Adolescencia, pues el oleaje era raudo y aumentaba en fiereza.

Salpicaba crisis, desbordaba hormonas.

Se me erizaba el vello junto a la espuma y no me dejaba pensar con claridad.

Muchos de mis tripulantes me abandonaron y supuse que habían enloquecido, pero en el fondo, solo yo.

De su ausencia aprendí lo solo que estaba y que sólo, solo podía avanzar.

Con los días, me fue invadiendo la tormenta; mas mi enemigo Tiempo, no consentía la marcha atrás.

Corpóreas olas zarandeaban mi barco, y ya no sabía si aquello era el mar, o todas mis lágrimas contenidas.

Cogieron carrerilla las negras aguas y destruyeron las maderas que sostenían mi hogar.

Desesperadamente intenté agarrarme a algún tablón, a alguna esquina.

Pero me fue en vano, y ya no podía respirar. Naufragué.

Ahora, la tormenta se ha ido, y solo vuelve a veces, para hacer que me ahogue en la cruel realidad.

El océano está plano y pude sobrevivir, con secuelas.

Mi brújula está rota y solo señala hacia Ninguna Parte.

Yo no hago caso y me remango…

Pero hace frío. y tengo miedo y los terrenos de Adolescencia están por terminar.

¿Qué será de mí después? Si yo no sé nadar…

Mi vida está plagada de teatro. Antes era mi soporte, mi mástil.

Ahora son mis velas, las que puedo usar para coger velocidad y escapar de mi rutina, de mi realidad.

Bote salvavidas.

He hecho teatro durante mis seis años de Primaria, y este año, Primero de Bachillerato, he vuelto.

Aunque nunca dejé de hacerlo durante cada día de mi vida, siendo yo.

La verdad es que es revelador y me llena por dentro. Puedo vivir otras vidas. Enfurecerme, llorar, reír, gritar, temblar y amar, delante de muchas personas, cosa que no soy propenso a hacer.


Y es así, me desahogo.

No sé cuánto ha influido en mí.

Está claro que algo, sí.

Bastante, o no.

Al igual que todo y al igual que yo, es un lío.

LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.