• Trinchera Cultural

Stefano Carbone. Nuevo colaborador en El Rincón Mágico



Tenemos el gran placer de presentaros a Stefano Carbone; desde luego no podemos negar que nuestro Rincón poético está siendo cada día más atractivo.

Este poeta italiano estudió letras y periodismo en la Universidad de Bari (Italia), y un máster en Turismo urbano y gestión de empresa turística en la Universidad de Santiago de Compostela.

Actualmente colabora con una página web de información independiente, en la cual escribo sobre derechos humanos y LGBT+. Además, me apasiona la fotografía y la música.

Ya sabéis... ¿Por qué elige el género poético"

"Estoy convencido que la poesía es un eco de la antigua magia; un hilo que nos conecta con el infinito y que, desde ese magnífico encuentro, puede nacer una belleza sin fin que, a través de las palabras, como un hechizo, puede cambiar nuestro mundo interior".

Con esta poesía nuestro poeta homenajea a Madrid , esa ciudad que amamos y odiamos a partes iguales; lugar hostil y acogedor al mismo tiempo.

Es Madrid esa ciudad libre

"...lugar de continuos cambios, donde naturaleza y urbanización se entrelazan y luchan a la vez, donde la soledad puede convertirse en poesía, donde se mezclan modernidad y antiguos hechizos".

Pájaros en el atardecer


Veo, alejados en el monte,

Un castillo de hierro y vidrio,

Torres de helado metal,

Encima de un bosque quemado.


De ahí se alejan,

Llevados por alas firmes.

Un rebaño de aves.


Ellas Van…

Ellas Vuelven…

Ellas saben.


Donde poner las patas… el hogar.

Un lugar que se acerca al infinito.

Y que se alcanza mirando más lejos


De mil comillas,

De mil acres,

Mil versos

Mil labios

Mil almas.


Casa,

Si.

Hogar fragmentado en mil astillas.

Frágil como vidrio colorado.

Plasmado en la roja forja de Vulcano.

Perdido en los delirios humanos,

Entre Gran Vía y Hortaleza,


Disuelto entre las rebajas del final de estación.

Ahí, encima de la carretera transitada,

Vuela el pájaro,

Ignorando las chispas de los coches,

Vuela el en el cielo morado e índigo del atardecer.

El crepúsculo se vuelve su rutina

El oeste, su camino,

En autopistas celestes.


Flota libre en el aire,

Pintada de colores de memoria olvidada,


Entendiendo más allá de la común comprensión.

Pensando más en profundidad.


Fluye su vuelo,

En un río de instintos.

Sus raíces descansan en el cielo

Entre los cadalsos de la atmósfera.


Baja el sol,

Olvidando los pecados de la gran ciudad,

Exhalaciones toxicas,

Que suben, verdes e rojas, hacia al cielo

Velando la voraz inquietud

Que eclipsando el ingenio humano.


Cuál será tu cara mañana, Madrid…

Que vives de nuestros expedientes

Para sobrevivir

Antes del desapego…


Me llevarás a la locura,

Ya lo sé.

Perdiéndome en el recuerdo de Él…


Así será

Hasta que tu voluntad lo desee.

Dejándome de lado a la multitud,

Como el ultimo pájaro de la parvada,

Que tímido despega su vuelo

Hacia al horizonte.

Lejos del corrillo.


Donde su única guía es sí mismo.


Stefano Carbone

LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.