• Trinchera Cultural

"Se quemó el celuloide" Red Moon (El Rincón Mágico)



Vuelve Red Moon con este sugerente poema. El amor y el cine. El cine y el amor.

Con él os dejamos.

Este poema que traigo de mi libro Lunas de rojo neón es un homenaje al cine en sí mismo, del que soy gran admirador y crítico, mediante un paralelismo en el que el incendio de un cine en el que arden los fotogramas viene a ser la metáfora de una relación que se va consumiendo a sí misma presa de su misma intensidad (Red Moon)

Se quemó el celuloide


Se quemó el celuloide,

estalló la celulosa

al calor de intensas tomas,

inflamables los romboides

cortados bajo la ropa.


Se quemó el celuloide

de hacer tantos visionados,

de usarlo, desesperados,

por imitar cual sinsonte

la primera vez que hablaron.


Se quemó el celuloide

al ser duras sus miradas,

reproches con mala saña,

pensaban que, como androides,

sus corazas les salvaban.


Se quemó el celuloide

en la sesión de clausura,

al albor de claras dudas,

de fotogramas con roces,

tijeras en las uñas.


Se quemó el celuloide

cuando no se proyectaba,

no gastaron las entradas,

siendo el argumento torpe,

y su cita innecesaria.


Se quemó el celuloide,

dicen que fue sabotaje,

todos y nadie lo saben,

culpan a la vida, que obren

la gasolina, y los cables.


Se quemó el celuloide

restante tras la censura,

pruebas de nuestra incultura,

ardieron esos soportes

que clavamos en la luna.


Se quemó el celuloide

de Forrest, Sandy y Chaplin,

de Robert, Audrey y Travis,

prendió el mechero la orden

que dieron Hitchcock y Martin.


Se quemó el celuloide,

de las ruinas de ese cine

quedan los carteles tristes,

las cenizas de colores,

rumores, de seres libres,

que en pantalla iluminada,

volaban como los cisnes.


Red Moon

LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.