• Trinchera Cultural

"Red moon"¡Nuevo colaborador!(Rincón Mágico)

Detrás de este pseudónimo tan sugerente se encuentra Jose Javier. Aparte de su profesión (abogado) tiene dos pasiones: la poesía y el cine. Como siempre, le hemos dicho que sea él mismo quien se presente. ¡Os va a encantar!


...Para mí escribir poesía es como respirar, es la expresión de uno mismo a través del arte, una manera de tratar de mostrar tu propia visión del mundo, tanto de uno interno como de la realidad que nos rodea para tratar de conectar con otras personas de una manera diferente. La poesía también es una válvula de escape, de desahogo y libertad, para tratar de lidiar o de entender mejor el mundo en que vivimos (Jose Javier Martínez Miñarro).

Nací un 14 de abril en Murcia, aunque a los dos días me fui con mis padres a Lorca, donde he vivido toda la vida y de donde soy. Actualmente, y desde hace seis años cuando comencé la carrera de Derecho y ADE en la Universidad de Murcia, resido en la capital de la Región, donde vivo la mayor parte del tiempo para dedicarme a mi otra labor: la abogacía.

Siempre me ha gustado leer y empecé a escribir en mi adolescencia; únicamente lo hacía para mí hasta que, hace un par de años, me animé a compartir mis pensamientos con los demás en mis redes sociales, en Instagram (@josejamartinez) y mi página de Facebook (José Javier Martínez Miñarro).

Los poemas que compartiré los podréis encontrar disponibles en mi primer libro de poesía, Lunas de rojo neón, que salió publicado hace unos meses con la ayuda de la editorial Tres Columnas. En él, como podréis ver aquí, encontraréis poemas variados de todo tipo de temáticas: amor, desamor, paso del tiempo, críticas sociales, etc., pero cuyos personajes tendrían algo en común: el hecho de buscar todos ellos un sentido para su vida, una luna llamativa que les observe y les guíe, para bien o para mal, en su camino vital.

Javier Miñarro o Red Moon nos deja esta muestra "Ya dormiremos"

"Es uno de los poemas más especiales de mi libro Lunas de rojo neón. Trata sobre el tópico del "carpe diem" en su mayor expresión: tratar de aprovechar al máximo cada instante, con la familia, con los amigos y con las pequeñas cosas de la vida. Porque ya tendremos tiempo de dormir cuando llegue el último aliento.

Ya dormiremos,

tenemos que salir de la cuna

para vivir en la luna

y tropezar con los cielos,

y empezar a andar,

a reír, a llorar.


Ya dormiremos,

tenemos que saborear el éxito

que pronto será pretérito,

luchar despiertos por los sueños,

no parar ni aunque, desfallecidos,

exhalemos cansancio en suspiros.


Ya dormiremos,

cuando hayamos bebido aullidos

con espuma y labios con brillos,

bailado hasta caer enfermos,

comido néctar y ambrosía

y esnifado la fantasía.


Ya dormiremos,

cuando hayamos cuidado que el legado

viva mejor y por más años,

hayamos disfrutado de abuelos,

de padres orgullosos que se ofenden

divertidos y comprenden,

identificados e inquietos,

que sus queridos descendientes

son fiel retrato de errores valientes,

repetidos por los nietos.


Ya dormiremos,

cuando la cama sea de piedra,

las sábanas de tierra,

y al cielo eterno

viajemos en una morada

de madera parda,

y veamos el infierno,

que atrae con llamas

para quemar las almas,

que no se reencarnen de nuevo.


Ya dormiremos,

cuando el mundo se desangre,

nuestros cuerpos ya no hablen,

ni tengan nada que decir

sobre lo que hemos hecho,

tras haber disfrutado tarde

los escasos instantes

que nos quedaron grandes,

que nos pillaron con lo puesto,

los sueños pendientes,

en los que ahora vivo

al empezar a dormir,

al cerrar los ojos enrojecidos,

veo una cuenta atrás, que no revierte.


José Javier Martínez Miñarro.






LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.