• Trinchera Cultural

Nuestra trinchera literaria 2019

Actualizado: oct 8

Más allá de las lecturas obligadas por nuestra profesión docente, nos gusta leer cuando nuestras ocupaciones nos lo permiten.

A veces lo hacemos por las noches (o en la comodidad de una hamaca durante los veraniegos días de playa); pero dado que en días laborables solemos madrugar y el cansancio vence toda nocturna voluntad lectora se aprovechan otros momentos: viajes en metro, los fines de semana, alguna tarde libre (las menos, porque la docencia nos obliga a tener casi todas las tardes cubiertas- aunque los ajenos a la profesión no lo puedan entender).


Somos fundamentalmente lectores de literatura de ficción y nos gustan los libros que “enganchan” desde la primera página y que nos arrastran a la trama hasta desplegar nuestro particular mundo de imágenes asociadas al texto. La literatura presenta lecciones de vida… y eso nos enriquece también en las aulas. Pero a veces nos gusta adentrarnos en otros terrenos no ficcionales.


No tenemos prejuicios: leemos tanto grandes éxitos de venta, de estilo y vocabulario sencillos, como obras de estructura y forma más complejas.

Imbuidos del espíritu de inicios de año, dado a balances y recopilatorios, queremos también recoger nuestra variopinta aportación de lecturas favoritas.

Durante este último año nos han llamado la atención los siguientes títulos, que dividiremos en dos bloques: FICCIÓN Y NO FICCIÓN.

Vamos a ello.


Dentro de la ficción recomendamos Lluvia fina de Luis Landero; desde Juegos de la edad tardía hacemos seguimiento de sus obras, todas recomendables; en este caso, se trata de una novela sobre la familia, cómo sobrevivir a ella, encontrando a veces un hueco incómodo.

El estilo es impecable donde, a pesar de la tragedia que narra, no faltan la ironía y la maestría al mostrar distintos puntos de vista de los personajes sobre los que el lector va construyendo su lectura.

Atrapa desde la primera página.


Contarlo todo, de Jeremías Gamboa.

Publicado en 2013 con el padrinazgo de Vargas Llosa. Casi nada. Se trata de una novela que, tras leer la biografía del autor, resulta en gran medida autobiográfica: periodista que quiere convertirse en escritor. Esta novela consiguió darle al autor visibilidad internacional. Nos hace conocer cómo funciona la Lima relativamente actual (fines del siglo XX) con sus lastres: machismo, racismo, clasismo… Por encima de todo narra la vida sentimental de este joven aprendiz de escritor que va a tomar conciencia de que la literatura absorbe e implica grandes sacrificios.


4 3 2 1 de Paul Auster.

Ha sido nuestra aproximación a este reconocidísimo autor.

Una sugerente novela de atrevida estructura en la que el lector acaba mimetizándose con el protagonista al plantearse las diferentes vidas que podría haber vivido (si alguna de las circunstancias que acompañaron a la actual hubieran cambiado) o si alguna de las elecciones realizadas hubiera sido otra.

Portentosa capacidad narrativa en las casi mil páginas de la novela.



Los últimos días de nuestros padres, de Joël Dicker.


Este autor, que fascinó al mundo literario con La verdad sobre el caso de Harry Quebert había escrito tres años antes una novela magnífica en la que describe la vida de unos jóvenes espías durante la II Guerra Mundial.


Destaca la relación emocional –esplendidamente tratada- entre el protagonista, Paul-Émile y su padre.




Saber perder de David Trueba.


Novela urbana de nuestros días con historias cruzadas de personajes perdedores que buscan sobrevivir.


Está llena de matices y construida para mantener la atención como si de un buen guion cinematográfico se tratara.

Tiene ya 11 años, pero cayó en nuestras manos el año pasado.



El aliado de Iván Repila.

A veces no es fácil mantener en el mundo actual una posición firme para los hombres que han recibido una educación machista y que luchan contra ella y sus efectos, convencidos de que la igualdad entre hombres y mujeres es un derecho por el que todos debemos luchar aún a costa de una necesaria re-educación. Repila construye una novela entre la realidad, la ficción y la distopía con muchas lecturas y, por tanto, con muchas reflexiones sobre los roles de mujeres y hombres en nuestra época. Invita al libro-forum entre personas de distinto sexo dispuestas a mirar de frente y sin prejuicios este mundo todavía construido sobre la desigualdad de género.



La vida a ratos, Juan José Millás.


El “universo Millás” sin que una trama novelesca lo emborrone. Sus fobias, paranoias, neuras… aparecen secuenciadas en forma de diario en el que convivimos con la cotidianidad del autor, disfrutando de su brillantez y de su capacidad de ver más allá de lo real para sumergirnos en otros mundos imaginarios.



Dentro de la no ficción empezamos con Javier Gomá. De él recomendamos tres obras: Filosofía mundana, Ejemplaridad pública y Dignidad.

  • En la primera (Filosofía mundana), el título nos remite a que la Filosofía no solo interesa a los filósofos sino a cualquier persona; lo consigue mediante una serie de reflexiones sobre la individualidad, el amor, la belleza…o algunos capítulos con títulos sugerentes (“A quién le importa lo que yo haga”, “Prestar atención”, “Yo la adoro, pero... (elogio del chisme)”, etc) que el autor realiza con un enfoque más anecdótico, pero no exento de una fina ironía que, en ocasiones, nos hace sonreír. Nos gusta por hacer sencillos ciertos conceptos que en principio son complejos para los ajenos a esta disciplina. Algunos de sus artículos los hemos utilizado en comentarios para alumnado de bachillerato.

  • En la segunda, Ejemplaridad pública (uno de los cuatro libros dedicados a la idea de ejemplaridad) nos deja una obra muy adecuada para todos los interesados en el mundo de la política actual, lugar en el que se echan en falta objetivos claros asociados a la idea de bien común, quizá porque hemos olvidado que el servicio a la comunidad debe asentarse en principios virtuosos para dotar a las democracias actuales de los soportes morales que necesita.

  • El tercero es el ensayo Dignidad. Los que trabajamos con jóvenes estuvimos en contacto pleno con el movimiento de “los indignados”, con lo que sabíamos qué reivindicaban y contra qué. Gomá hace un estudio diacrónico sobre la ausencia de este concepto y la necesidad de militar a favor de la dignidad reivindicando el concepto al que la Filosofía lleva dando la espalda. Lo consigue mediante un estilo directo, elegante y cercano.


Guia para el arte del siglo XXI de Francisco Javier San Martín.


Una obra imprescindible para todos aquellos aficionados al Arte que quieran entender las propuestas que han aparecido desde 1990 a 2015 y que describen un panorama de “lo artístico” en las antípodas de los “ismos” de décadas atrás.


Como tal guía incorpora imágenes comentadas que resultan imprescindibles para una primera aproximación a este complejo mundo.


Mater Dolorosa. La idea de España en el siglo XIX de José Álvarez Junco.

Es un clásico de 2001 que hemos leído este último año. Conocíamos la actividad del autor desde hace tiempo, pero no habíamos leído nada de él. El ciclo de conferencias que impartió sobre la idea de España a lo largo de la Historia en la Fundación Juan March nos convencieron de la necesidad de empaparnos con esta obra imprescindible para todos aquellos que quieren entender la fragilidad actual de la realidad “España”; manoseada, patrimonializada y alejada de los componentes históricos que durante el siglo XIX cristalizaron pero que venían de lejos y que estuvieron determinados por déficits en la construcción de un concepto de Estado-Nación capaz de superar particularismos..

Todo lo que hay que saber sobre poesía, Elena Medel.


Pues eso, todo, porque acerca al lector común a este género rodeado de tantos prejuicios y que se encuentra tan de moda actualmente a través de las redes sociales.


Sirve para refrescar algunos conceptos básicos y nos adentra en la cercanía con otras Artes: plásticas, fotografía, teatro, música… e incluso con la Tecnología.


Se lo hemos recomendado a nuestros poetas del Rincón Mágico.

Y para finalizar (y no por eso menos importante) los dos libros de no ficción (¡y tanto que lo son!) de nuestro querido Nando López: Dilo en voz alta y nos reímos todos y ¡En casa me lo sabía!

El primero llegó a nuestras manos este verano (aunque es de 2016) y el segundo es de 2019. Pero nosotros los leímos casi sucesivamente.

Son dos manuales gamberros que harán las delicias de los profesores (sobre todo), alumnado y sufridas familias; es un soplo de aire fresco para esta profesión –la docencia- tan desconocida, infravalorada y opinable (“en educación todos somos expertos”). Los profesores nos vamos a ver reflejados en mil situaciones solo soportables desde la perspectiva del humor.


Y lo que nos encanta de estos libros y de su autor es la máxima que nos une: “Las tizas pueden cambiar el mundo”.


AMEN


Marisol Salazar y Heraclio Gautier

LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.