• Trinchera Cultural

Los 5 puntos de las distopías


Portada de la novela "1984" de George Orwell

1984 cayó en mis manos recién iniciada mi segunda década de vida. No me avergüenza admitirlo: su encuentro no fue producto de una casualidad, sino que formaba parte de las lecturas obligatorias de cierta asignatura de libre elección a la que me había apuntado y de cuyo nombre ya no me acuerdo. Los compañeros de la facultad me habían dicho que era fácil (la asignatura), que se aprobaba yendo a clase y leyendo una serie de libros para después comentarlos en grupo. Lo que no imaginaba entonces era el impacto que aquella asignatura tendría sobre mi vida. Estas lecturas nos proporcionarían intensos debates e impregnarían aquellas tardes de primavera de la energía que tanta falta nos hacía para poder soportar las largas jornadas de estudio.

Fotograma de la película "Viaje a la Luna"

Con 1984 descubrí que, sin saberlo, yo era una apasionada del género de las distopías. Seguramente muchos conoceréis las historias del gran Julio Verne, esa literatura repleta de aventuras fantásticas, caracterizadas por la existencia de maravillas tecnológicas al más puro estilo steampunk. El futuro, desde la óptica popular, a menudo se muestra prometedor. Los avances científicos siempre son en pro del bien común y las escenas de novelas como Viaje a la Luna evocan escenarios llenos de elementos que le hacen la vida más fácil al ser humano: medios de transporte más veloces que la luz, formas de comunicación sofisticadas o máquinas que realizan los trabajos que las personas ya no quieren hacer.


EL GÉNERO DISTÓPICO


El término "distopía" es acuñado por John Stuart Mill, según el Oxford English Dictionary, concretamente a finales del siglo XIX. Según la Real Academia Española, se define la distopía como "la representación ficticia de una sociedad futura de características negativas causantes de la alienación humana". Si bien la distopía, como concepto opuesto a la utopía, no tiene por qué estar necesariamente ubicado en un futuro próximo (o lejano), sí es cierto que incluir como temática recurrente el avance de la tecnología confiere un recurso importante a la hora de plantear situaciones en las que el bienestar social se ve gravemente amenazado o incluso sometido a una fuerte represión. A través de este tipo de planteamientos surgen los dilemas éticos y morales, para ser tratados posteriormente mediante un enfoque filosófico o incluso político.

Los 5 puntos de las distopías

LOS 5 PUNTOS DE LAS DISTOPÍAS


Toda distopía se caracterizará por poseer una serie de elementos:

1. Sociedad sometida a un régimen autoritario, pérdida de libertades. Surge el concepto de "el bien común frente al individual". 2. Control total y absoluto sobre la información: manipulación de los medios de comunicación, censura o incluso eliminación de toda clase de soporte documental. 3. Vigilancia masiva: monitorización de cualquier tipo de actividad que el individuo lleve a cabo, así como sus datos biológicos (edad, sexo, estado de salud). 4. Escasez de recursos naturales: materias primas, alimentos... Probablemente debido a una excesiva explotación de los mismos, un accidente nuclear, un desastre ecológico, guerras, etc. 5. Control poblacional, ya sea mediante eugenesia, natalidad limitada o subrogada, selección de individuos en base a sus características físicas.

La distopía está presente en la literatura, el cine, y también en el teatro. Es un género que siempre está de moda. Seguramente debido a que representa una catarsis que refleja los miedos contenidos por una sociedad frente a la pérdida de sus libertades y de su bienestar. Sin embargo, en no pocas ocasiones las distopías están inspiradas en una realidad presente o pasada. No hay que irse muy lejos para reconocer auténticas sociedades distópicas: Corea del Norte o Irán (situación que tratamos, además, en nuestra entrada dedicada a Persépolis) son ejemplos claros de distopías actuales. Otro ejemplo aún muy presente lo podemos observar en la Alemania nazi.

Fotograma de la película "1984"
Quien controla el presente controla el pasado y quien controla el pasado controlará el futuro.

- 1984 (George Orwell)


Nota de Trinchera Cutural: Si te interesa este tema, no dejes de visitar nuestra entrada "Distopías Narrativas y Teatrales", publicada en julio de 2018.

(CONTINUARÁ...)

66 vistas
LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.