• Trinchera Cultural

La violencia sexista en el cine y la TV


En los últimos años hemos sido testigos de cómo poco a poco la sociedad está abordando un problema tan grave como la violencia sexista, si bien aún queda un largo camino por recorrer. Este tipo de violencia causa dolor y sufrimiento, coarta la libertad de la mujer y en los peores casos la lleva hasta la muerte. Sin embargo, no hace muchos años este problema era tratado como algo normal por los medios de comunicación. En Trinchera Cultural hemos hecho una recopilación de algunos ejemplos:


1. Anuncio de coñac Soberano (España, década de los 50).


Un ama de casa, desesperada por los malos tratos (gritos, golpes, faltas de respeto) que le proporciona su marido, recurre a una pitonisa. Ante su angustia, la adivina justifica la actitud de su marido como un problema de "estrés" y le aconseja que le obsequie con una copa de coñac (marca Soberano) cada día, cuando este regrese a casa.


La lectura que podemos hacer de este anuncio es la siguiente: la mujer es un elemento más del hogar, algo destinado al descanso y confort del marido. Sin duda, lo peor de todo es que esto pudiera servir como gancho publicitario.


2- Sor Citröen (España, 1967).


Esta maravillosa película es un clásico del cine español. Está ambientada en la España de finales de los 60. En el siguiente extracto podemos ver cómo Sor Citröen, la protagonista, se encuentra con una antigua conocida, Rosalía, a la que desde su posición de religiosa, le aconsejó casarse. La mujer, llorando, le dice que su marido le pega (se aprecian los moratones de los golpes).

- "Si es que tú eres muy débil, te gusta que te peguen!"

- "Rosalía, que tú has sido siempre muy locuela, ¿no será que le provocas?"

- "Trátela como debe ser, las mujeres son débiles y necesitan el cariño y la confianza de su marido"

(Sor Citröen)


3. Cartel de anuncio de café (EEUU, década de los 50).


Si algo caracteriza la violencia sexista es su transversalidad. Se da en todos los países y culturas. A continuación, se muestra cómo un marido azota a su mujer simplemente por el hecho de que esta no le ha puesto un café a su gusto.


En los tres ejemplos abordados podemos constatar que la violencia sexista se muestra desde un enfoque "amable" o incluso "cómico". La mujer es tratada como un ser inferior al hombre; debe ser cuidada, protegida, guiado por el varón y, en consecuencia, amonestada, como si de un niño se tratase, cuando hace algo mal. La violencia se justifica; incluso se llega a plantear que es del agrado de la mujer.


Si alguien quiere aportar más ejemplos, por favor, escribid a contacto@trincheracultural.com.


¡Feliz sábado!

LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.