• Trinchera Cultural

"La revolución ha llegado..." Débora Pol

Es un poema que habla por sí mismo. Que grita en voz alta. Tan solo compartiré un breve suspiro de este grito revolucionario pintado de morado.

''Y tengo los labios pintados de morado

de besar el espíritu roto

de las otras mujeres''.



La revolución ha llegado y nosotras somos sus guerrilleras

El negro no es bonito.

¡A las 12 en casa!

Dejate el pelo largo. Pareces un niño.

No juegues con espadas.

¡Sé femenina!


No repliques.

No digas tacos.

No te subas al columpio. Te vas a manchar.


No.

No.

No.


Simplemente no.

Se buena.

Sonriendo estás más guapa.

Tápate. ¡Pareces una piiiii!

¿Porqué vas tan tapada?

Las chicas se maquillan.

¿En serio nunca usas tacones?

Que poco femenina eres.


¡Ya basta!

Normas.

Cadenas.

Y prohibiciones.

Siempre decidiendo por ti desde que naces.

Sin preguntarte te visten de rosa.

Te regalan una fregona. Tienes que ser una perfecta

ama de casa.

Tienes que ser una perfecta muñequita.

Estarte muy quietecita. Y no desentonar.


Atándote las alas a la espalda

para que no vueles,

Lanzándote al mar de lo ''correcto' con una piedra que dice

''es por tu bien'' alrededor del cuello, para que no flotes.

Y cortando tu garganta con la guadaña opresora del silencio.

para que no grites.


Jugando con tu vida como si fuera un yoyo.


¡Ya está bien!


Yo revindico las ganas de equivocarme

De pegarme la hostia por mí misma.

De vivir. ¡Joder! De vivir.

Ser yo.

Y no ser lo que tú, tú, y tú

queráis que yo sea.


Si me caigo me levanto.

Que para eso están las cicatrices

de todas mis guerras luchadas.

Y tengo los labios pintados de morado

de besar el espíritu roto

de las otras mujeres.


¡Será ahora o nuca!


La revolución ha llegado

y nosotras somos sus guerrilleras.



Débora Pol


Autora de la ilustración: Débora Pol

31 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo