• Trinchera Cultural

Juntos (Teatro Amaya)

Juntos, de FABIO MARRA

Dirección Juan Carlos Rubio

Teatro Amaya

Duración: hasta el 27 de Octubre

Juntos (teatro Amaya) Madrid Es teatro

La palabra espectador procede del latín spectator-ris, que significa “el que tiene el hábito de mirar y observar, observador, contemplador, también el que ha contemplado algo y puede servir de testigo y todo aquel apreciador crítico de algo”. Y nosotros asistimos ayer como espectadores al estreno de Juntos.


La sinopsis básicamente es esta: Isabel sobrevive en un modesto piso junto a su hijo Miguel, un joven discapacitado al que considera “normal” y no es consciente del peligro que conlleva la convivencia. Sandra, hermana ausente de Miguel desde hace diez años, regresa decidida a internarlo. A partir de ahí el conflicto: ¿Miguel debe ser internado en un centro especial? Así que, sin moralina añadida, nos hallamos ante el conflicto familiar que se plantea; el espectador salta de una opinión a otra conforme escucha los argumentos.


El texto es de Fabio Marra. Se trata de un drama optimista, dulcificado por momentos de ternura e hilaridad. Aparecen situaciones en algún caso desesperantes planteándose decisiones morales.

Magnífico texto y elenco.

Por ello son de agradecer los momentos de distensión con la aparición de Claudia (Inés Sanchez), maestra de Educación Especial y su incontinencia verbal.

Maravillosa y natural Isabel (Kiti Manver) con momentos absolutamente brillantes; fabuloso Gorka Otxoa, en su papel del discapacitado Miguel, trufando la obra de momentos de ternura. Y Sandra (María Castro) estupenda en su papel de superviviente de una situación familiar compleja.

Todos pertenecemos a una familia y todas las familias cargan con una mochila repleta de historias compartidas y cuartos oscuros. Además, cada miembro porta la suya incluyendo algunas experiencias similares a las del resto. Pero lo que amnistía el frecuentemente vituperado contexto familiar, es la capacidad de sus miembros de abordar determinadas situaciones juntos, haciendo piña y olvidando particulares rencillas.

Miguel es un niño de 40 años, inocente, tierno, caprichoso, descuidado, con la misma necesidad de vigilancia y atención que un chaval de 5 años.

El problema de su discapacidad sitúa a Isabel (la madre) en posición irreductible negando la existencia de un problema; su hija observa desde la frialdad de una supuesta lejanía emocional.


Las distancias entre madre e hija (distancia que no existe en Miguel, que se harta de dar lecciones de competencia emocional) se van suavizando cuando las emociones compartidas, las confesiones íntimas, deshielan el mundo de convenciones que, desde la vida laboral, profesional, cotidiana, se incorporan al ámbito familiar.


Un drama. Por mucho que los toques de humor dulcifiquen. Público en pie emocionado y sin parar de aplaudir. Aunque, al tratarse de un drama, los vítores deberían reservarse al final de la función para que no se impida al espectador concentrarse también en el discurso dramático.


Fue candidata en Francia a varios Premios Molière 2017 y se estrenó en el 2018 en siete países de todo el mundo.


En palabras de su autor:

“¿Qué sucede actualmente cuando un miembro de nuestra familia depende de nosotros? ¿Existen vidas que no merecen la pena ser vividas? En tal caso, ¿quién decidiría cuál merece la pena y cuál no? Antes el sacrifico venía recompensado moralmente, actualmente los valores han cambiado y lo más valorado es el éxito personal. Así que muchas personas no se adaptan a nuestro nuevo modo de funcionar. ¿Por qué cada vez hacemos menos cosas juntos? Nuestra sociedad nos empuja a ser los mejores, a pensar primero en nosotros mismos, y después, quizás, solo quizás, en los demás. Pero la vida se construye a través del intercambio con los otros, a través de los momentos que vivimos juntos” (Fabio Marra)

Hay que destacar la escenografía realista de Curt Allen Wilmer, montando las secuencias escénicas girando como una sucesión de cuadros o momentos de la acción de los diferentes personajes: una cocina humilde de una casa donde viven madre e hijo, el apartamento de la hermana y la habitación de un sanatorio mental.


Reparto: KITI MÁNVER, MARÍA CASTRO, GORKA OTXOA e INÉS SÁNCHEZ.

Autor: FABIO MARRA

Versión y dirección: JUAN CARLOS RUBIO


LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.