• Trinchera Cultural

Hoy la bestia cena en casa. Gestación subrogada.


"Si eres tan valiente, préstame tú tu vientre"

Así, directa y sin paños calientes, la cantante Zahara nos presenta uno de los debates más polémicos de la actualidad. En efecto, se trata de la gestación subrogada (o lo que es lo mismo, la gestación mediante "vientres de alquiler"). Se trata, sin duda, de un tema arriesgado y valiente; una crítica rotunda envuelta por una amena melodía indie-pop.



Los últimos avances en medicina han permitido el desarrollo de nuevas técnicas de concepción, entre ellas la gestación subrogada. Esto permite que, por ejemplo, parejas en las que la mujer no tiene capacidad de llevar a término un embarazo, puedan procrear un hijo con la misma carga genética de sus progenitores.


Sin embargo, lo que para algunos representa una inocente solución a su desafortunada realidad, para otros supone el origen de un paradigma en torno a un nuevo y lucrativo negocio. Cuando hay dinero de por medio, la solución da la espalda al más débil. Y surgen cuestiones cuyas respuestas nos alejan de la versión edulcorada de este tema. Por ejemplo:


A) Si fueras mujer y tuvieras todas tus necesidades económicas resueltas, ¿ofrecerías tu cuerpo altruistamente a una pareja de desconocidos -o conocidos- que quisieran tener un hijo?
B) En caso afirmativo a la anterior pregunta ¿crees que serías capaz de desvincularte emocialmente de la criatura que has estado gestando durante nueve meses una vez ha pasado el parto?

La respuesta a la pregunta A es clara. La mayoría de los encuestados no cedería su cuerpo de forma altruista, teniendo en cuenta además las posibles complicaciones médicas así como efectos secundarios que un embarazo tiene en el cuerpo de una mujer. Al final se trataría exclusivamente de una cuestión económica.


Hasta el momento, la gestación subrogada no es legal en nuestro país. Se trata de un debate controvertido, que no entiende de ideologías sino que va más allá, y que cuestiona una serie de componentes éticos y morales. La libre disposición del cuerpo de la mujer frente a la vulnerabilidad social existente sobre la misma, por el simple hecho de ser mujer.


Por otro lado, para poder acceder a esta técnica, es necesario recurrir a países en las que sí es legal; en ese caso el desembolso oscilará entre 30.000 y 150.000 euros. Una "solución" para los más pudientes.


En países como Tailandia, Ucrania o India ya existen las denominadas "granjas de mujeres", en las que mujeres gestantes conviven en condiciones de dudosa salubridad y en entornos poco seguros para sus embarazos. La mayoría de ellas, de origen muy humilde, se ven obligadas a este recurso para poder dar de comer a sus familias. Se trata de un negocio en auge, que mueve grandes sumas de dinero y que ha propiciado una rápida organización de centros y agencias, bajo un marco de laxitud legal y no exento de corrupción.



Desde Trinchera Cultural no pretendemos posicionarnos sobre este debate tan delicado; no obstante, velaremos por mantener siempre nuestro espíritu crítico y por alejarnos de cualquier enfoque edulcorado en el que se obvian cuestiones tan principales como las que hemos planteado anteriormente. Creemos firmemente en que toda aproximación deberá basarse en la igualdad de oportunidades, la empatía y la justicia social.


No podemos terminar esta entrada sin enlazar con nuestro artículo sobre "El cuento de la criada", de Margaret Atwood. En esta distopía se lleva al extremo el debate, dejando de lado la libertad de la mujer al utilizarla como un "servicio de procreación".


Si queréis aportar datos, artículos o puntos de vista sobre la gestación subrogada, por favor, escribid a contacto@trincheracultural.com.


¡Muchas gracias y hasta pronto!



LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.