• Trinchera Cultural

Hedy Lamarr, la actriz de Hollywood que inventó el Wi-Fi

Actualizado: 26 de feb de 2019


A Hedy Lamarr se la conoce por ostentar el título popular de ser "la mujer más hermosa de la historia del cine". Sin embargo, y desde hace relativamente poco, se la empieza a conocer por un gran mérito: inventar la tecnología Wi-Fi. Y es que, si tuviéramos que hablar de vidas apasionantes una de ellas sería, sin duda, la de Hedy Lamarr. 

Nació en Viena, bajo el nombre de Hedwig Eva Maria Kiesler en noviembre de 1914. Desde pequeña destacó por su inteligencia  hasta el punto de que algunos profesores la consideraran superdotada. A los 17 años abandonó sus estudios de ingeniería para dedicarse a su otra pasión: la interpretación. Alcanzó gran fama tras aparecer completamente desnuda en la película checa Éxtasis (1933). Fue la primera mujer en desnudarse por completo en la historia del cine comercial. 

A los 18 años y mediante un matrimonio de conveniencia arreglado por su padre, se casó con Fritz Mandl, un poderoso y adinerado austríaco fuertemente vinculado al partido nazi, al cual proveía de material armamentístico. Este matrimonio duraría 4 años que supusieron un calvario para la actriz. Su marido intentó retirar todos los ejemplares de la película en la que su esposa aparecía desnuda, pero no lo consiguió. Fritz Mandl la obligaba a quedarse recluida en casa, y a acompañarlo en todas las reuniones que éste tenía con miembros del partido nazi. Fue así como siguió profundizando en sus estudios de ingeniería de telecomunicaciones mientras que obtenía valiosa información de los nazis. Asistiendo a las reuniones a las que su marido la obligaba ir aprendió todo lo que sabía sobre misiles, torpedos y armas de guerra.


Hedy logró escapar de su cautiverio disfrazándose como una de las criadas y llevándose algunas de sus joyas. Para ello tuvo que trazar un meticuloso plan. Pudo escapar hasta Londres y se embarcó en un pasaje que la llevaría a Estados Unidos. Fue allí donde conoció a Louis Mayer, el presidente de la Metro Goldwing Mayer. Esa fue la oportunidad que la encumbraría a lo más alto de Hollywood.

En 1942, Hedy y el compositor y pianista George Antheil patentaron lo que ellos denominaron "el sistema secreto de comunicaciones". La idea se basaba en la técnica conocida como "espectro ensanchado por salto de frecuencias".

Hedy, de ascendencia judía, conocía de cerca los horrores del gobierno nazi, y decidió contribuir ofreciendo su preparación como ingeniera al bando aliado. Su oferta, sin embargo, fue amablemente rechazada. Le aconsejaron que contribuyera con su físico y su éxito como actriz, mediante la promoción de bonos de guerra. Lejos de ofenderse, Hedy aceptó y en una sola noche consiguió recaudar hasta 7 millones de dólares.

A pesar de todo, siguió intentando contribuir con sus conocimientos técnicos. El "sistema secreto de comunicaciones" partía de una idea muy simple: fraccionar los mensajes en pequeñas partes, cada una de las cuales se transmitiría secuencialmente cambiando de frecuencia cada vez, siguiendo un patrón pseudoaleatorio. De este modo, los tiempos de transmisión en cada frecuencia eran tan cortos y además estaban espaciados de forma tan irregular, que era prácticamente imposible recomponer el mensaje si no se conocía el código de cambio de canales.


Lamarr y Antheil finalmente registraron la patente y se la ofrecieron de forma gratuita al Ejército de los Estados Unidos, quien no la utilizó por miedo a que fuera detectada por el enemigo, pero la guardaron y la mantuvieron en secreto. Hoy en día esta tecnología se utiliza en las comunicaciones inalámbricas de los teléfonos móviles, los sistemas GPS y la tecnología Wi-Fi.

En 1998 la Electronic Frontier Foundation les concedió el Premio Pionero, en el cual se reconocía su gran aportación en el mundo de las telecomunicaciones. El reconocimiento a su trabajo llegó tarde: en el caso de Antheil murió sin conocer la aportación de su invento a la sociedad; en el caso de Hedy, dos años antes de su muerte, ésta afirmó que "ya era hora", y rehusó acudir para recoger el premio.

En honor a Hedy, el Día del Inventor Internacional se celebra el 9 de noviembre, día de su cumpleaños.

LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.