• Trinchera Cultural

El triunfo del amor y de la libertad (reseña de "La dama de la rosa")

La joven escritora sevillana Ángela Bonilla ha sorprendido y entusiasmado a sus lectores con su novela La dama de la rosa, cuidadosamente editada por Pluma de Sueños.

Excelente novela, que oscila entre la novela negra, la novela romántica e incluso la clásica novela de caballerías, contiene un tesoro de emociones y se caracteriza por su intriga, suspense y riqueza de simbolismos.
Portada de La dama de la rosa, de Ángela Bonilla

La joven escritora sevillana Ángela Bonilla ha sorprendido y entusiasmado a sus lectores con su novela La dama de la rosa, cuidadosamente editada por Pluma de Sueños.

Con un título muy sugerente, que podría corresponder a un relato de cuentos de hadas, Ángela –ganadora del premio Sevilla Joven 2016 y Clara Campoamor 2019– sitúa la acción en el siglo XIX, marcado por el ambiente represivo de la época victoriana, y traslada la trama a una isla misteriosa en la que el Amor y la Muerte juegan un papel esencial.

Esta excelente novela, que oscila entre la novela negra, la novela romántica e incluso la clásica novela de caballerías, contiene un tesoro de emociones y se caracteriza por su intriga, suspense y riqueza de simbolismos.


Con un prefacio introducido por unos versos de la medieval Danza de la muerte

“A la danza mortal venid los nacidos / todos del mundo, de cualquier estado”

se inicia ese baile macabro que, durante quince apasionantes capítulos, mantiene en vilo a todos los habitantes de la Isla de Cristal.


El asesinato de la bella Selene –como una luna personificada– será el inicio de los sucesivos crímenes de Valentina, la Dama de la Rosa que, desde su siniestra morada en el bosque de la Oscuridad, reaparece noche tras noche buscando su rosa preferida y eligiendo a sus víctimas, casi todas mujeres, para seducir después a todos los galanes viudos. Es curiosa y muy acertada la elección de los nombres de las víctimas que serán presa del hechizo mortal de Valentina, ya que sus apelativos de raíces clásicas conforman con su letra inicial un acróstico que desvelará el título de la novela.


En esta novela de amor y muerte, ocupa un lugar preferente el Palacio de Cristal. En esta lujosa mansión se suceden sin tregua alguna todos los sucesos que, como un rosario de azarosas jugadas del destino, desembocan en un final agridulce con una ventana de esperanza hacia el futuro.

La coprotagonista, la princesa Elva, después del asesinato de su madre, la reina Esmeralda, se convierte en la única heredera al trono, atendiendo al deseo de Marcelo, el rey viudo y desamparado. Un rey sin carácter ni coherencia, que tiene como amante a Loretta y que cae sin remedio en las redes de la Dama de la Rosa. El momento culminante de la novela es cuando Elva elige con el corazón a su futuro esposo y se niega a aceptar la propuesta de su padre de prometerla en matrimonio con el príncipe Francisco. A partir de ese momento, el corazón de la joven princesa lo ocupará el conde Elías, quien desde el principio muestra un amor sincero y una capacidad admirable para luchar contra la causante de tanto dolor en el entorno del Oscuro Bosque de las Rosas. Es un triunfo de la joven princesa en su lucha por la libertad y un camino abierto para la mujer empoderada.


Además de la apasionante trama, la novela ofrece otros motivos para captar la atención del lector y para ahondar en inquietudes que, a pesar del paso de los años, siguen presentes en la mentalidad de muchas personas e instituciones.

Porque La Dama de la Rosa es un canto a la libertad de la mujer para elegir a la persona de la que está enamorada, una apuesta por la sinceridad y por la inocencia y un grito de rebeldía contra las imposiciones de una sociedad lastrada por el peso de tradiciones trasnochadas.

Hay que destacar también la importancia de los símbolos, presentes tanto en la onomástica de algunos personajes, en los nombres de los lugares imaginarios y en los colores que conforman una gama cromática desde el verde de la esperanza al rojo de la pasión y de la muerte. El lenguaje fluido y el perfecto equilibrio entre la narración, la descripción y el diálogo contribuyen a una lectura que atrapa al lector desde las primeras páginas.

Como complemento de la novela, figura un CD con una banda sonora –“Rosas en los Rincones”– que se ajusta perfectamente al hilo narrativo y que puede ser el esbozo de una próxima adaptación a cualquier medio audiovisual. Ojalá podamos disfrutar pronto de una versión cinematográfica de la obra. La calidad de la novela merece ese reconocimiento y muchos más.

José María Ariño

Doctor en Filología Hispánica


Sobre Ángela Bonilla

Nació el 25 de agosto de 1999 en Sevilla.

Actualmente reside en su pueblo natal, El Viso del Alcor, y estudia la doble titulación de Psicología y Criminología en la Universidad Loyola de Andalucía.

Con una gran afición por la lectura desde su niñez, siempre cuenta que se pasaba las horas leyendo. Con tan solo 15 años tenía escrita la que es su primera novela, Amnesia, la cual origina el conjunto de dos libros que concluye con Realidad. Ambas obras son acogidas con entusiasmo por los lectores, lo que ha propiciado que haya sido entrevistada en distintos medios nacionales como La Razón, RNE, 20 minutos, Radio Internacional, Radio 4G, Onda Cero, COPE, La Ser, Europe Press y ABC (también medios regonales como Canal Sur o TeleMadrid). Además, ha adquirido premios y reconocimientos de la Diputación de Sevilla y del Instituto Andaluz de la Juventud (Premio Sevilla Joven. Mención Esecial Arte).

La Dama de la Rosa es su tercera novela, con la que espera agradar tanto como con las dos anteriores.


108 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.