• Trinchera Cultural

El Otro (Unamuno y Conejero)

LUGAR: Teatro Fernán Gómez-Villa de Madrid (S.Guirau).

Dirección: Mauricio García Lozano

Autoría: Miguel de Unamuno / Alberto Conejero

Duración: hasta el 11 de abril.

Cartel Teatro Fernán Gómez

Unamuno era consciente de que hacía falta un nuevo teatro y nuevos espectadores


A finales del siglo XIX los teatros florecían en Madrid gracias al afán de diversión de la sociedad. Era el público de Echegaray, el más importante dramaturgo del Realismo, a quien la prensa organizó en 1905 un homenaje nacional contra el que firmaron un manifiesto de protesta jóvenes escritores (Unamuno, Darío, Azorín, Baroja, Valle-Inclán y los hermanos Machado, entre otros). Estos jóvenes opinaban que la situación del teatro era tan deplorable como todos los demás aspectos culturales y sociales de finales del siglo XIX, y que su reforma era más que necesaria. Técnicamente, intentaron romper definitivamente con las formas realistas de la representación

Aparte de Valle-Inclán y de Lorca (en los años 30), el teatro renovador fue cultivado por algunos autores de la generación del 98. Unamuno fue uno de ellos y, en sus obras refleja sus conflictos existenciales y metafísicos.

Uno de los temas que caracterizan al grupo al que perteneció (aunque nunca le gustó al escritor el encasillamiento de "Generación del 98") es la envidia, el cainismo; para los noventayochistas es uno de los grandes males de España y de los españoles, y desembocará en una fragmentación que llevará al poeta Antonio Machado a hablar de las dos Españas.

“Como el resto de la producción dramática de Unamuno, El otro (escrita en 1926 y estrenada seis años después) parece situarse en una difícil encrucijada entre la fascinación que sigue ejerciendo y su práctica desaparición de los escenarios. Por un lado, y de ahí la fascinación, el teatro de Unamuno quiso acercar la escena española a las vanguardias europeas. Se trata de un teatro audaz, sintético hasta la desnudez, abierto radicalmente a la experimentación, y que presenta un nuevo paradigma del personaje dramático” (Alberto Conejero)

Alberto Conejero en 2019 ha sido distinguido con el Premio Nacional de Literatura Dramática por su obra La geometría del trigo. En 2016 en los Premios Max de teatro se alzó con el premio a mejor creación original por La piedra oscura,​ obra con la que ya se viera galardonado en 2015 con el Premio Ceres​ y en 2016 el permio José Estruch;​ además ha ganado el III Certamen de Textos Teatrales de la AAT​ por Todas las noches de un día (entre otros).

Imágenes Teatro Fernán Gómez

La escenografía se limita al espacio interior de una casa (más cercana a un hospital que a un hogar) y dos sillas que parte de la obra, y reflejo del caos de sus habitantes, aparecen volcadas en el suelo. La acción está situada históricamente al final de la II Guerra Mundial y en la postguerra española a la vez.


Desde que el azogue permitió elaborar espejos, no hay ser humano que no haya buscado uno para ver qué imagen le devuelve. Si nos quedamos mirando fijamente, nuestro pensamiento comienza a dialogar consigo mismo con ese otro yo, ya que se nos muestra idéntico, pero en otro lugar.

El espejo es uno de los símbolos más repetidos y significantes en la cultura de todo el mundo y prácticamente todas las épocas. Los pintores posaban ante ellos buscando esas otras identidades ocultas que luego quedaban impresas en los autorretratos.

Unamuno/Conejero en El otro indagan en el desdoblamiento de la personalidad, con la excusa de los dos gemelos que aman a una misma mujer y acaban disputando por ella hasta morir.

Todos tenemos una parte de Caín y otra de Abel porque somos seres en constante contradicción histórica: nómadas y sedentarios, agricultores y ganaderos, conservadores y liberales. Queremos agradar a nuestros dioses y nos invade la culpa cuando nos desviamos del camino marcado.


Pero sobrevivimos porque conseguimos administrar nuestras identidades, de forma que las más tenebrosas, las misteriosas, las que nos abocarían a la locura (“Un loco siempre lleva dentro un muerto”, le dice Cosme al doctor) queden siempre al otro lado del espejo.


Y transmitimos esas dualidades al mundo que nos rodea; proyectamos lo que no nos gusta de nosotros mismos en los adversarios, sean estos políticos, sociales, familiares, laborales o emocionales. En el mundo en el que vivimos, la culpa siempre la tiene el otro.

Quizá sea porque en el fondo buscamos la dualidad, al “andrógino”( o “ginandro”) absoluto. Ese ser primigenio y perfecto que incorporaba los dos sexos y fue castigado a la separación y a recorrer el proceloso camino de la existencia hasta que la muerte les devuelva la unidad perdida.


El Existencialismo, el Psicoanálisis, el conflicto religioso fueron compañeros inseparables de la actividad de Unamuno a lo largo de su obra. Dos hermanos, Cosme y Damián; sus dos esposas, Laura y Eva (Damiana), el psiquiatra que cree poder curar el desdoblamiento y el ama de llaves lúgubre y metafórica representando a Teodora, la que fue madre auténtica de los dos santos a los que se refiere la “Leyenda Dorada” (Santiago de la Vorágine).


Al teminar la obra se nos quedan muchas preguntas pendientes; no sus respuestas. Esta es una de las funciones fundamentales que cumple el teatro.

“¿Pero quién soy yo? ¿Quién es el asesino? ¿Quién el verdugo? ¿Quién la víctima? ¿Quién Caín? ¿Quién Abel? ¿Quién soy yo, Cosme o Damián?”

Dirección: Mauricio García Lozano Autoría: Miguel de Unamuno / Alberto Conejero Diseño de producción: Domingo Cruz Escenografía y coordinación artística: Diego Ramos

Actores (por orden de aparición):

Celia Bermejo

Domingo Cruz

Carolina Lapausa

José Vicente Moirón

Silvia Marty


El Otro de Miguel de Unamuno / Alberto Conejero es un proyecto de colaboración España/México con el apoyo de Iberescena. Espectáculo co-producido por El Desván Producciones y la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes de la Junta de Extremadura.


Marisol Salazar E-A

110 vistas
LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.