• Trinchera Cultural

"El ocaso" poema de L´Enfant Seul



Este poema, repleto de referencias mitológicas, trata de la amargura del sujeto poético. No se trata tanto de un ocaso vital como de una muerte de la Inocencia, desgarrada por la indiferencia, y la sensación de tener ideas agrias, de desfallecer en esta época como el sol fallece al final del día... Henry Berger (L´Enfant Seul)

Ocaso


El Tiempo destronó aquella tarde

Al Cielo con su paso veloz.

El genital radiante del rey

Emasculado por la hoz lunar

Cayó sobre el Océano, lejos,

Allí donde su sangre y su semen

Darían a luz a la Belleza.

Cubrió el Mundo la Noche que trama

Con su aterradora Pesadilla

Y entre las tinieblas se erigieron

Monstruos mucho tiempo ha desterrados.

Quimeras, Hecatónquiros, Cíclopes

Acechaban en la oscuridad

Con una mirada penetrante

Y desgarraban al sensible hombre

Haciéndolo desaparecer.

Aquel fatal deceso de luz

Me hundió en la negrura, la morada

Del Dios de Sombra que hace no ser.

El tirano Tiempo ha carcomido

Al Niño radiante que fui antaño;

Hoy apagado y sin ilusión

Y con las ideas de un anciano,

Muerto en vida, roto y harto, siento

Que he llegado al ocaso del día.


Henry Berger (L´Enfant Seul)

LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.