• Trinchera Cultural

El Jardín de los cerezos de Anton Chéjov (Teatro Valle-Inclán)


El 8 de febrero se estrenó El jardín de los cerezos, de Anton Chéjov y estará en los escenarios hasta el 31 de marzo. Es una obra lírica en cuatro actos, escrita en 1903.

Chéjov fue el creador del "nuevo drama" que se caracteriza por la novedad del conflicto, el rechazo de la intriga directa, fusionando lo dramático, lo cómico y lo lírico.


Nosotros estuvimos el domingo viendo la obra en el teatro Valle-Inclán; al frente de la versión y dirección está Ernesto Caballero. En palabras de su director:


“Cuando un director se enfrenta al reto de servir alguno de los grandes textos del repertorio, sabe que más pronto que tarde le alcanzarán consabidos latiguillos del tipo: (…) “Esto no es Chéjov”…
Estas refutaciones, naturalmente, conllevan, aunque de modo difuso, su anverso alternativo…”

Imagen del CDN

Según el método psicológico-realista de Stanislavski, el actor debe reflejar (con la ayuda del director) los sentimientos que, en una situación dada, pueden experimentar sus personajes; para Stanislavski los textos de Chéjov eran idóneos, porque hablaban de una realidad muy cercana y que conocía.


Tras el éxito de la La gaviota, entre él y Dantchenko (fundadores del Teatro de Arte de Moscú) consiguieron convencer a Chéjov para que siguiera escribiendo para el teatro. Y así lo hizo, con tres obras que siguen siendo de actualidad, como Tío Vania, Las tres hermanas (el año pasado pudimos disfrutarlas en el Teatro Fernán Gómez) y, finalmente, en 1904 se estrenó El jardín de los cerezos. En plena euforia creativa, desgraciadamente ese mismo año falleció de una afección pulmonar.


Todos hemos tenido un "jardín de cerezos" que en algún momento desapareció.

Si la vida es el paso del tiempo en el que las historias individuales suman una Historia compartida que luego nos sirve para conocer qué ocurrió y cómo ocurrió, entonces todos hemos tenido un jardín de cerezos que en algún momento desapareció.

Para Chéjov, lo que desaparece es una forma de vida de una clase social cuya posición se asentaba en la extensión de la servidumbre y en la imposibilidad de tránsito entre estamentos.


Pero no pensemos que el dramaturgo ruso recrea algo específico y único de su época y país. También ahora la sociedad observa cómo empieza a talarse el jardín en el que, por ejemplo, los hombres parecían únicos destinatarios de los derechos que se negaban a las mujeres.


Y en ese proceso todo es vida: la nostalgia por lo que se pierde, el orgullo por lo que se gana, el desencanto por los amores frustrados, la revancha, la lucha por los ideales, el conformismo de los que prefieren que nada cambie.

Da igual que el escenario sea ruso, español o africano. La tragicomedia de la vida no hace distingos geográficos o temporales.


La excusa para Chéjov es la liberación de los siervos en 1861; para nosotros podría ser el 8M o el 15M o cualquier detonante que implique la tala de costumbres convertidas en derechos.


Por eso el montaje de Ernesto Caballero es brillante. Nos ayuda a reflexionar sobre esos jardines de cerezos que se mantienen en la época de los teléfonos móviles; sobre el inexorable avance de los nuevos tiempos, sobre la construcción de urbanizaciones de lujo en bellos parajes protegidos… En fin, sobre lo que queda, lo que sobrevive y lo que se impone como nuevo acudiendo a la igualdad, la justicia, o simplemente al inexorable paso del tiempo como sustancia de la vida.


Reparto: Chema Adeva, Nelson Dante, Paco Déniz, Isabel Dimas, Karina Garantivá, Miranda Gas, Carmen Gutiérrez, Carmen Machi, Isabel Madolell, Fer Muratori, Tamar Novas, Didier Otaola y Secun de la Rosa.


Equipo artístico: Anton Chéjov (Texto), Ernesto Caballero (Versión y dirección), Paco Azorín (Escenografía), Ion Aníbal (Iluminación), Juan Sebastián Domínguez (Vestuario), Luis Miguel Cobo (Música y espacio sonoro), Pedro CHamizo (Vídeo) y Carlos Martos (Movimiento escénico).


Cuaderno pedagógico:

http://cdn.mcu.es/escuela-del-espectador/cuadernos-pedagogicos/no116-el-jardin-de-los-cerezos-18-19/


0 vistas
LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.