• Trinchera Cultural

El cuento de la criada, de Margaret Atwood


Cabecera serie The Handmaid's Tale, propiedad de HBO

A pesar de haber sido publicada hace más de 30 años, la novela de la canadiense Margaret Atwood (Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2008) es hoy en día un tema de máxima actualidad. Su reciente adaptación por parte de la cadena HBO al formato serie la ha catapultado al éxito. Situada en un futuro muy próximo, la distopía imaginada por Atwood nos acerca a un panorama desolador, pero no por ello menos improbable.


Nos trasladamos a la jovencísima república de Gilead, un régimen dictatorial en el que ha involucionado lo que en su día fueran los Estados Unidos de América. No sabemos cómo se ha podido llegar a este punto, cuáles han sido las razones que han motivado este cambio tan radical. La república de Gilead es la máxima expresión del fascismo encarnada en una sociedad que esconde sus miedos en un extremismo religioso. Los habitantes son clasificados en base a una serie de estratos sociales: la clase alta, compuesta por los "comandantes" (dirigentes de la república) junto con sus familias, la clase obrera (sirvientes y trabajadores de las colonias) y, finalmente, el estrato conocido como "las criadas", mujeres fértiles cuyo único fin consiste en dar a luz hijos sanos.


El mundo ha sufrido varios desastres ecológicos, aunque no se especifican cuáles. Debido a ello, la alimentación es cada vez más escasa y la mayoría de las mujeres son infértiles. La contaminación se lleva a lugares denominados colonias, a los cuales van a trabajar las clases más bajas de la sociedad. Todos aquellos que son destinados a las colonias están abocados a una muerte segura.


Las criadas juegan un importante papel en la sociedad: son las únicas capaces de preservar la especie. Éstas son asignadas a convivir con los comandantes y sus familias. La figura de la mujer, pertenezca al estrato que pertenezca, está irremediablemente asociada a la sumisión. Las esposas de los comandantes son generalmente infértiles y deben transigir con el hecho de que sus maridos mantengan relaciones con las criadas. Para ello, se lleva a cabo una estricta ceremonia en la que se mezcla religión, machismo y opresión.


“No nos despertamos cuando masacraron el Congreso. Tampoco cuando culparon a los terroristas y suspendieron la Constitución."
Así, según confiesa, la novela se nutrió, entre otros muchos hechos históricos, de ejecuciones grupales, las leyes suntuarias de la Edad Media, las quemas de libros, el programa Lebensborn de los nazis, el robo de niños de la dictadura militar argentina, la historia de la esclavitud y la historia de la poligamia en Estados Unidos. Fuente: RTVE

Poco a poco, la historia nos va dando información sobre lo que realmente ocurrió antes de la formación de Gilead. A modo de flashbacks intercalados con el presente, revela cómo se fueron perdiendo libertades y derechos. Este relato puede resultar aterradoramente cercano y hace que nos pongamos en estado de alerta. No dejemos que la historia se repita.



LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.