• Trinchera Cultural

El amante, de Harold Pinter

Actualizado: 17 de abr de 2018

El pasado sábado asistimos a la representación de El amante en el teatro Pavón Kamikaze (Embajadores 9, Madrid). Se trata de una adaptación del texto de Harold Pinter (Londres, 1930-2008), reconocido dramaturgo británico, además de actor, poeta y guionista, que cuenta entre sus méritos ni más ni menos que un Premio Nobel de Literatura obtenido en 2005.


Harold Pinter

El amante (1963) aborda con una especial sutileza la doble moral que afecta a las relaciones de pareja. Los prejuicios, las normas sociales y, en definitiva, el mundo de las apariencias tan característico de las clases medias y altas, representan una constante sobre la que se efectúa una crítica mordaz y efectiva.


Los profesionales encargados de la puesta en escena resultan muy conocidos: dirigida y adaptada por Nacho Aldeguer (Cuéntame cómo pasó), con Álex García (Kiki, Tiempos de guerra) como director creativo, la obra es protagonizada por Verónica Echegui (Yo soy la Juani) y Daniel Pérez Prada (El príncipe, Gran Hotel).


Le invito a conocer a Sarah, Richard (y John) en una velada exclusiva para su círculo más cercano y querido de amigos. Le brindo la oportunidad de ser, durante unos instantes, uno más de la fiesta sobre el escenario. O de elegir ser un espectador observando desde su butaca. Un voyeur. A su libre elección. No puedo contarle mucho más si no quiero estropearle la experiencia.


La función tiene una duración de 1 hora 45 min y está dividida en dos partes. La primera, definida en la propia web del teatro Pavón Kamikaze como una experiencia "gastroescénica" se desarrolla dentro de una especie de salón, en el que hay dispuesta una barra donde se sirven cervezas. Los actores se entremezclan con el público, que asiste de pie a la recreación de una boda y su posterior conmemoración diez años después de la misma. Hacen las veces de animadores, van provistos de máscaras y disfraces y un Álex García lleva la voz cantante, nunca mejor dicho, incitando al público a confraternizar, bailar, y participar de la fiesta. Aunque la idea original probablemente era buena, esta propuesta de performance resultó ser, desde nuestro punto de vista, quizá demasiado ambiciosa. Se echó en falta una mejor visibilidad pues hubo determinados momentos en los que resultaba prácticamente imposible comprender lo que estaba ocurriendo en escena.


La segunda parte se desarrolla en un formato más convencional. Se traslada al público a la sala, en la cual el escenario simula el interior de un hogar. La escenografía hace un guiño a la decoración oriental. Se proyecta un vídeo sobre los personajes protagonistas y, posteriormente, comienza la representación. Una pareja en el escenario y una pregunta en el aire: ¿Tu amante va a venir?


Pinter no es un autor fácil. Puede gustar, o no. Pero está claro que pone sobre la mesa temas incómodos de reconocer a nivel social. Los personajes viven, sienten, experimentan. Fluctúan jugando con la hipocresía. Sufren.


VÍDEO - TEASER


43 vistas
LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.