• Trinchera Cultural

Más allá de la máscara, con el actor César Oliver

Actualizado: 26 de nov de 2018

César Oliver, actor.

César Oliver trabaja en lo que le gusta, que es el teatro. Pero para poder hacerlo debe simultanear con otros trabajos… Así que, como tantos actores, podemos decir que no trabaja de lo que le gusta. Cuestión de preposiciones.


En Trinchera hemos realizado algunas entrevistas a personajes notables. Sin embargo, también nos gusta hablar de gente que no lo tiene tan fácil en este mundillo que es el teatro, pero que con fuerza y maña remando... consiguen llegar a buen puerto. Sobrevivir en el medio teatral requiere ingenio y mucho trabajo; es en las tablas donde se mide el talento del actor. Sin trampas.


Ahora mismo podemos ver a César Oliver en el Teatro Lara en el papel del joven inmaduro Carlos en Teoría y práctica de los principios mecánicos del sexo. Y llenando la sala Lola Membrives con este espectáculo que también dirige. Aunque ha participado en cine y varias series de televisión populares (Águila Roja, Hospital Central, Los Hombres de Paco, La familia Mata…) no es un rostro muy conocido. Me da la impresión de que tampoco lo persigue.



Hoy queremos conocer algo más de la persona y nos interesa centrarnos en su faceta teatral.


TC: ¿Cuándo empieza tu afición al teatro? Tú eres malagueño; ¿alguien en concreto fue “culpable” de esta pasión por las tablas?


C0: La afición me vino por Gene Kelly de la película Cantando Bajo la Lluvia, que la habré visto miles de veces… Mientras mis amigos veían dibujos de superhéroes, yo disfrutaba con programas de teatro, de zarzuela con sus decorados…. Vengo de una familia de músicos y eso yo creo que se hereda.


TC: Parte de tu formación te la ofreció Theatre for the People, fundado hace 16 años en un espacio en Malasaña donde se han llevado a cabo producciones teatrales y actividad docente siempre de carácter gratuito. Comenta tus recuerdos de estos años. ¿Sigues teniendo la ilusión de ese teatro off?


CO: Para mí, “Theatre for the people”, va asociado a “Adan Black”; él es mi maestro. Los demás son personas que me han ayudado, intentando inculcarme un método sin conocerme a mí. Adan, en cambio se preocupa más de la persona y no tanto de la técnica. El Teatro Off ofrece un punto de vista más enriquecedor, ya que al ser más precario hay más cercanía y contacto con el público.

El actor y director, trabajan para su público y recordando siempre que la obra es para los que la ven.


TC: Vemos en tu trayectoria dramática autores clásicos y papeles trágicos como Otelo, 1984, Edipo, dirigido por Adan Black. Esto suena a los grupos de teatro independiente de los años 70. Ahora te vemos haciendo comedia. ¿Qué tal este giro?


CO: Lo bonito de las cosas es cuando buscas una cosa y encuentras justamente otra.

Estuve pensando en comprar los derechos de Closer , un drama entre dos parejas, que fue primero obra de teatro y después se llevó al cine; pero hablé con Miguel Ángel Cárcano, que es el autor de mi obra actual y me ofreció una obra parecida. Le plantee la posibilidad de adaptarla a los actores que la harían... y nos dejó.


Ha sido muy revelador, porque yo nunca había hecho comedia, siempre hice drama y ha sido una experiencia muy enriquecedora.


TC: También has participado en otras obras como Luces de Bohemia (dirigida por Esther Ríos), La cena de los Generales de Miguel Narros. Háblanos de estas experiencias.


CO: Con Luces de Bohemia aprendí a ser muy práctico, interpretaba a ocho o nueve personajes, y requiere cambiar de registro rápidamente. Ahí se aprende que ser práctico no es ser superficial. Y me permitió conocer España, durante dos años de gira, actuando en los mejores teatros.


TC: Y después de todo esto has seguido formándote como actor; y te lanzas a la dirección también. ¿Querrás repetir la experiencia de dirigir y actuar al mismo tiempo?


CO: Pues todo depende de los enamorado que estés del proyecto. Yo no soy ni actor ni director, soy un “contador de historias”. Y las cuento desde la parte de atrás, como director, y desde la parte delantera, como actor.

La palabra “actor” cada vez me gusta menos.


TC: He leído en una revista una frase tuya contundente. La encontré en una entrevista que te hicieron en relación a la obra Un corazón normal, donde interpretaste al activista Larry Kramer:


“No hay crisis en el teatro, el teatro está ya muerto. Lo podemos ver o no, pero se mueve por la ilusión de unos pocos (…) Quien quiera pretender que estas condiciones en las que estamos son buenas es que no quiere ver la realidad. El teatro off se basa para mí en ilusión y en gente que tenemos varios trabajos y hace lo que sea por compaginarlos. Si esta obra se representara en un circuito que no fuera el off, mi papel lo haría otro actor más mediático y sería normal ya que importa la taquilla porque es un negocio, hay que hacer dinero y después arte”.

¿No tiene pinta esto de cambiar?


CO: Pues se me viene a la cabeza un artículo de Sergio Peris-Mencheta, que es magnífico actor, que ahora dirige el musical de “Lehman Brothers”; él comento en una ocasión que para hacer teatro en España , hay que irse a trabajar de actor a América para poder ganar dinero y poder pagarlo.

Es verdad, yo opino que si quieres trabajar en España es necesario invertir dinero a fondo perdido y que el dinero te sobre…


TC: Tu pasión por el teatro te obliga a aceptar mil trabajos esporádicos. ¿Cómo crees que la Educación debe contribuir para que la actividad teatral sobreviva?


CO: La actividad teatral suena a juego. Hay que intentar que los niños desde pequeños lean a autores clásicos y modernos, los nuevos son muy buenos también.

Para mí, el Teatro te humaniza, te abre el espíritu, el alma, aprendes a escuchar a los demás, y a lidiar con otras personas, contigo mismo y obtener la mejor versión de ti mismo, tanto lo bueno como lo malo. La actividad teatral debería estar en todos los colegios.


TC: Para finalizar contesta brevemente a lo siguiente:


1. Un papel que te gustaría interpretar :

CO: Mateo, de la película “En América” del director Jim Sheridan.


2. Un director con el que quisieras trabajar:

CO: Clint Eastwood o Woody Allen.


3. Una obra que te gustaría dirigir:

CO: El corazón normal y Agosto


4. Actores/actrices con los/las que te gustaría trabajar:

CO: Con los que estoy ahora mismo me parece una experiencia enorme.


5. Recomiéndanos una obra que ahora o próximamente esté en cartel:

CO: Lehman Brothers... ¡y la mía obviamente!.

120 vistas
LOGO_TRINCHERACULTURAL

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • ivoox
  • issuu

2018. Creative Commons Trinchera Cultural.